0

¡El postre perfecto para ese verano! Es una versión muy saludable y sin azúcar pero con todo el sabor de nuestro exquisito Lililup. Un cheesecake fresca, sabrosa y veraniega para disfrutar con toda la familia.

Si nunca ha hecho una tarta, le espera una deliciosa. ¿Te encanta la tarta de queso? La versión con nuestro Lililup ¡te vá a encantar mucho más! Increíble en sabor y textura. ¡Es una combinación ganadora!

Tienda Online Jimbee

¡Un melón sin complejos!

Comprar

Tiempo: 1h + 6h enfriado

Todo el año

Dificultad: fácil

Para: ​12​ ​porciones

Ingredientes

  • PARA LA BASE
  • 200 g avellanas
  • 150 g copos de avena
  • 100 g dátiles
  •  80 g aceite de coco
  •  PARA LA CAPA DE QUESO
  • 1 lata de leche de coco (con toda su grasa)
  • 250 g mascarpone o queso crema
  • 30 g dátiles
  •  1/2 melón lililup
  • 2 sobres de gelatina en polvo (20g)
  • PARA LA CAPA DE MELÓN
  • 1 1/2 melones Lililup
  •  12 láminas gelatina

Instrucciones

  • Comienza hidratando la gelatina en polvo en 50ml de agua fría. Reserva.
  • Tritura los ingredientes de la base:​ avellanas, avena, dátiles y aceite de coco.
  • Debes conseguir una textura fina y que al presionarla con los dedos, compacte.
  • Forra la base de un molde desmoldable de unos 22cm con papel vegetal y ​extiende la base
    sobre él​, bien lisa y uniforme. Reserva.
  • Para la capa de queso, pon en el vaso de tu batidora: ​la leche de coco, el queso, los dátiles y
    el medio melón. ​Tritura hasta que no queden grumos.
  • Recupera la gelatina​ que estará sólida y ​llévala unos 20 segundos al microondas​. Solo hasta que se vuelva a quedar líquida. No la calientes más de ese punto.
  • Introdúcela a la mezcla anterior y tritura de nuevo para integrarla.
  • Sirve la mezcla sobre la base​. Te recomiendo que lo hagas colándola para evitar que pase
    algún resto de dátil o piel.
  • Enfría 2 o 3 horas​, hasta que coja algo de consistencia.
  • Pasado el tiempo, y comprobado que ha endurecido algo, continuamos con la última capa de
    melón.
  • Hidrata 12 láminas de gelatina en agua fría. Reserva.
  • Licua el medio melón que nos sobró de antes y uno más entero.
  • En un cazo, ​calienta la mitad del licuado de melón​. Cuando esté caliente, apaga el fuego.
  • Recupera la gelatina hidratada, escúrrela y disuélvela en el cazo​ de melón caliente.
  • Añade el resto del licuado​ de melón y mezcla.
  • Sirve sobre la capa de queso.
  • Enfría de 4 a 6 horas.
  • Decora, corta y disfruta.

Leave a Reply